Cómo Mejorar La Comunicación En El Trabajo y En La Vida. 4 Aspectos VITALES!

Hoy hablaremos de cómo mejorar la comunicación en el trabajo y en la vida en general. 

No te pierdas de nada y luego de aplicar estos consejos y desarrollar tus habilidades comunicativas serás un(a) gran comunicador(a)

Recomendado: Dinámicas para aumentar la autoestima en mujeres

Cómo mejorar la comunicación en el trabajo y la vida

como mejorar la comunicacion en el trabajo. Imagen con propósitos ilustrativos

En este nuevo post descubriremos juntos cómo mejorar la comunicación en el trabajo y en la vida

Una comunicación eficaz es esencial tanto en la vida privada como en la profesional. Aquí hay algunos consejos útiles para mejorar tus habilidades de comunicación.

Comprendiendo los fundamentos de la comunicación

1- Definamos la comunicación.

Es el proceso de transferencia de señales/mensajes entre un emisor y un receptor a través de diferentes medios (textos escritos, gestos, discursos, etc.). Es también el mecanismo utilizado por los seres humanos para establecer y modificar una relación.

2- Di lo que piensas.

Cree en ti mismo y sé consciente de las valiosas contribuciones que puedes hacer a la conversación.

Todos los días, tómate el tiempo de tomar conciencia de tus opiniones y sentimientos para que puedas comunicarlos adecuadamente a los demás. Las personas que dudan al hablar lo hacen porque no confían en sus opiniones y se dejan bloquear por el miedo.

Recuerde que lo que es importante o valioso para una persona puede no serlo para otra.

3- Práctica.

Desarrolla tus habilidades de comunicación avanzadas a través de interacciones simples con los que te rodean. Las habilidades de comunicación se pueden practicar diariamente en diferentes entornos, desde el social hasta el profesional.

Aprender y refinar nuevas habilidades lleva tiempo, pero cada vez que uses tus nuevas habilidades abrirás nuevas oportunidades y posibles colaboraciones futuras.

Conquista a tu público

1- Mira a tus interlocutores a los ojos.

Ya sea que estés escuchando o hablando, mira a tu interlocutor a los ojos para que tu interacción sea más exitosa. El contacto visual transmite interés y anima al socio a devolver el interés mostrado.

Una técnica común es cambiar la mirada de un ojo a otro del interlocutor: así, parecerá que tus ojos están brillando. Otro truco es dibujar la letra “T” en la cara de su interlocutor entre el centro de sus cejas y su nariz. Hablando, deberías concentrarte en esa área.

2- Usa tus gestos.

Incluya gestos de las manos y de la cara. Permite que todo tu cuerpo se comunique. Usa un gesto de moderación cuando te dirijas a individuos o grupos pequeños. A medida que el grupo de personas se amplía, tus gestos deben aumentar y ser más efectivos.

3- No enviar mensajes confusos.

Tus palabras, gestos, expresiones faciales y tono de voz deben ser consistentes. Tratar de educar a una persona mientras te ríes puede enviar un mensaje ambiguo y por lo tanto ser ineficaz. Si quieres enviar un mensaje negativo, asegúrate de que tus palabras, expresiones faciales y tono sean consistentes con tu comunicación.

4- Sé consciente de tu lenguaje corporal.

El lenguaje corporal puede ser mucho más comunicativo que mil palabras. Una actitud abierta, con los brazos relajados a lo largo de las caderas, le dirá a tu audiencia que eres amigable y abierto a escuchar las opiniones de los demás.

Brazos cruzados y hombros curvos, sugieren desinterés o poco deseo de comunicarse. A menudo, el lenguaje corporal puede interrumpir la comunicación incluso antes de que comience una conversación real, transmitiendo una falta de disponibilidad.

Una postura apropiada y una actitud amistosa pueden hacer que una conversación difícil sea más fluida.

5- Tratar de tener una actitud constructiva y proactiva.

La actitud que adoptes durante una conversación tendrá una influencia sustancial en tu tranquilidad y en tus interacciones. Sé honesto, paciente, optimista, sincero y respetuoso con los demás. Demuestra sensibilidad a los sentimientos de los que te rodean y cree en lo que te pueden enseñar.

6 – Sé un buen oyente.

No basta con saber comunicarse eficazmente, cada uno de nosotros debe ser capaz de escuchar las palabras de los demás y participar en la comunicación del otro. No te limites a escuchar mientras esperas que las oraciones terminen expresando impetuosamente tus ideas y pensamientos mientras la otra persona está hablando.

Habla con claridad

1- Hablar claro y articular bien las palabras.

Si la gente te pide constantemente que repitas lo que has dicho, trata de articular mejor las palabras y frases.

2- Decir las palabras correctamente.

La gente juzgará tu nivel de competencia a través de tu vocabulario. Si no estás seguro de la pronunciación de una palabra, no la uses.

3- Utilizar los términos apropiadamente.

Si no estás seguro del significado de una palabra, no la uses. Intenta aprender una palabra nueva cada día y tal vez incluirla en tus comunicaciones diarias para recordarla.

4- Habla despacio.

Comunicarse demasiado rápido o precipitadamente te dará una sensación de nerviosismo e inseguridad. En cualquier caso, evita hablar demasiado despacio para no forzar a la gente a intentar terminar las frases por ti.

Aprende a modular tu voz

1- Desarrolla tu voz.

Un tono de voz agudo o lloriqueante no se percibe como un tono autoritario.

Un tono de voz suave o agudo puede hacerte presa de un colega agresivo o impedir que otros te tomen en serio. Comienza a hacer ejercicios para bajar el tono de tu voz. Intenta cantar tus canciones favoritas en una octava. Hazlo constantemente, a medida que pasa el tiempo, tu tono de voz comenzará a bajar.

2- No hables demasiado rápido o la gente te considerará nervioso e inseguro.

Por otro lado, sin embargo, ni siquiera hay que ralentizar demasiado el discurso para no aburrir a la audiencia.

3- Utiliza un nivel de volumen adecuado.

Utiliza un volumen adecuado a las circunstancias. Habla en un tono de voz bajo cuando estés solo o muy cerca de tu interlocutor. Sube el volumen de tu voz si estás en un espacio muy grande o si estás hablando con un grupo grande de personas.

Consejos

  • No interrumpir y no hablar al mismo tiempo que otras personas, sólo interrumpirías el flujo de la conversación. El tiempo es un factor importante.
  • Confía en ti mismo cuando hablas. No te dejes influenciar por el juicio de los demás.
  • Pídele a tu interlocutor que te dé su opinión para asegurarte de que te entienden y de que te has expresado correctamente durante la conversación.
  • Un buen comunicador es un buen oyente.
  • No te elogies a ti mismo frente a tu audiencia.
  • Habla con fluidez y asegúrate de que tu público te escuche.
  • Presta atención al uso correcto de la gramática.

Aprende paso a paso cómo mejorar tus habilidades de comunicación

Estos consejos que acabamos de darte sin duda son de gran utilidad pero son solo una pieza de todo el rompecabezas de la buena comunicación. Es necesario entender cómo actuar en cada situación, cómo mejorar cada aspecto de nuestra vida para llegar a comunicarnos de manera efectiva.

Por esa razón, una excelente profesional llamada Rocío Álves, ha creado un programa online llamado Potencial Emocional que justamente te enseña esto.

Si se te dificulta encontrar la manera de comunicarte con los demás efectivamente ya sea en tu trabajo en un vida personal, este programa te dará todo lo que necesitas para mejorar tus habilidades comunicativas y transformarte en un(a) gran comunicador(a)

Puedes revisar este programa haciendo clic aquí

———–

Esperamos que te haya gustado este artículo dedicado a mostrarte cómo mejorar la comunicación en el trabajo y en otros aspectos de tu vida. Si quieres mayor información relacionada no dejes de ver nuestra sección Desarrollo personal y también visitar los enlaces que están justo abajo.

Leave a Reply