Cómo Ser un Buen Líder Empresarial. Características que te Hacen Serlo

Cómo ser un buen líder empresarial…y qué características te hacen ser uno?

Sin duda esta es una pregunta presente en la mente de muchos empresarios, emprendedores, líderes de equipos de trabajo y similares.

Recomendado: Pasos para crear una tienda online desde cero

Sin duda el liderazgo empresarial es sumamente importante para el crecimiento profesional y aquí te daremos 10 tips excelentes para convertirte en un líder impectable.

Cómo ser un buen líder empresarial. 10 Consejos que debes tener en cuenta

cómo ser un buen líder empresarial

Hoy aprenderás de nuestra mano cómo ser un buen líder empresarial de 10 🙂

Organice actividades semanales con su equipo, deje que la tecnología le ayude y tome algunos descansos de regeneración. Estos son sólo algunos consejos simples e inmediatos que un jefe debe seguir para manejar exitosamente su negocio y equipo.

Los expertos de Hays Executive, la división del Grupo Hays especializada en la contratación de personal directivo, son responsables de ello.

“La base de un buen liderazgo -dice Erika Pérez, jefa de la división ejecutiva de Hays- es el conocimiento profundo de su equipo”

Saber escuchar a sus empleados, ayudarlos a crecer, nunca dar por sentada su disponibilidad es esencial para lograr los máximos resultados con el mínimo esfuerzo.

Por otro lado, no es menos importante ser capaz de gestionar el tiempo y la productividad sin sentirse abrumado por el trabajo y sin renunciar nunca a su vida privada.

Aquí, entonces, hay 10 consejos prácticos para ser un gran líder digno de elogios.

  1. Planee sus actividades

Elaborar cada mañana una “lista de tareas” para ayudar a planificar los plazos y las entregas es el primer paso para evitar que se pierda algo.

Después de que haya elaborado una lista de todas las actividades `en pendientes’, sólo tiene que marcarlas una vez que haya terminado.

Parece obvio, pero ser capaz de trazar una línea y cancelar un proyecto o actividad terminada es relajante y también ayuda a nivel psicológico.

  1. Comparta un progreso semanal con su equipo

Sin duda para ser un buen líder empresarial, es necesario definir objetivos a corto plazo con sus empleados es útil para vigilar la situación y mantenerse al tanto de la evolución del negocio.

Una breve reunión el lunes con todo el personal ayuda a entender también qué recursos están más sobrecargados de trabajo y cuáles se pueden utilizar para nuevos proyectos.

  1. Organizar los días

Uno de los peores problemas para una figura de gestión es no tener horarios.

Para mantener los buenos hábitos y evitar ser abrumado por los compromisos, es por lo tanto esencial marcar el día con ritmos regulares. Poner el despertador todos los días a la misma hora, comer regularmente y no ir demasiado tarde para dormir (permitiéndose dormir al menos 7 horas) son pequeños trucos que realmente pueden marcar la diferencia.

  1. Aprovechar al máximo la tecnología

A menudo, los dispositivos sólo se utilizan para un tercio de su potencial. Por ejemplo, los teléfonos inteligentes se utilizan con mayor frecuencia para hacer llamadas, leer correos electrónicos, compartir fotos en redes sociales o intercambiar mensajes instantáneos.

Sólo unas pocas personas lo utilizan de forma inteligente para organizar su agenda, registrar gastos, almacenar notas de voz o descargar aplicaciones útiles que hacen la vida más fácil.

  1. Dese prioridad a sí mismo

Siempre es bueno compartir el trabajo más urgente con actividades que se pueden posponer para más adelante.

Sí, así que revisa tus correos electrónicos regularmente, pero evita responder a las preguntas de todos. Los asuntos menos urgentes pueden ser archivados temporalmente por momentos de mayor tranquilidad.

  1. Aprende a delegar

Chief no es sinónimo de “Superman”: la tendencia de los directivos es centrar todos sus compromisos en su propia persona.

Nada podría estar más equivocado: un líder debe saber cómo delegar. Es correcto supervisar todas las actividades, pero sólo después de compartirlas con el resto del equipo.

  1. Aprende a escuchar

Un empleador debe aprender a percibir y escuchar las necesidades de su personal. Las entrevistas individuales regulares podrían ser una buena manera de averiguar si hay problemas dentro del equipo o si los profesionales individuales están satisfechos con su carrera dentro de la empresa.

  1. Gratificar a sus empleados

La gratificación es el punto de partida para la construcción de un equipo sólido y proactivo.

Un simple “Graziè” o frases como “Buen trabajo, felicitaciones” o “Confío en ti” sirven para dar positividad a las relaciones interpersonales y crear un clima productivo.

  1. Tome descansos

Usted tiene que aprender a no ser su peor empleador tomando descansos cortos por lo menos cada dos horas.

Una llamada telefónica, un café o una caminata corta pueden ser esenciales para refrescar sus ideas y empezar a trabajar de nuevo con menos esfuerzo.

  1. No te rindas el fin de semana

Pueden ocurrir excepciones, pero en principio dejar el fin de semana libre le permite recargar sus baterías y afrontar la nueva semana de una manera más productiva.

Muy bien! Ahora sabes a la perfección cómo ser un buen líder empresarial. Es momento de que empieces a aplicarlo en tu vida diaria de forma persistente y verás cómo se convertirá en un hábito.

Recuerda que puedes ver más información como esta en nuestra sección Negocios e inversiones y también, dando clic en los enlaces que están justo abajo. Hasta la próxima!

Cómo Ser un Buen Líder Empresarial. Características que te Hacen Serlo
5 (100%) 1 vote

Leave a Reply